Hoy en día el aprovechamiento del espacio se ha hecho una prioridad en las viviendas y negocios. Una solución que puedes utilizar para hacerlo es la división de espacios a través de paredes o cortinas de vidrio.

Las ventajas de hacer tabiques o cortinas de cristal es que aunque cierres el espacio no tienes la sensación de estar cerrado. Es más fácil de mantener que una pared de ladrillo que cada cierto tiempo tendrás que limpiar. El cristal aporta luz, es cómodo de limpiar y además podrás seguir viendo lo que pasa al otro lado.

Si se trata de una cocina en una vivienda o de un despacho en una oficina, existen multitud de opciones para llevarlo a cabo, paredes de cristal hasta el techo, a media altura, con apertura completa o con una puerta más sencilla.

Cuéntanos que tienes en mente y te ofreceremos soluciones que podrán ayudarte a conseguir el resultado esperado. A continuación te mostramos el resultado de dividir un espacio con un despacho en cristal.

¿Quieres ver más trabajos realizados? Visita nuestra sección en la web: Servicios.