Separación de espacios, una tendencia al alza