Las cortinas en vidrio te permiten disfrutar de las ventajas del aire libre sin viento. Existen diferentes opciones que se pueden adaptar a diferentes medidas y entornos. Y los detalles también pueden ser un diferencial de la estructura exterior.
Los paravientos suelen ser fijos, la diferencia con las cortinas de vidrio es que se pueden adaptar y abrir según las necesidades climatológicas del día que vayas a usar tu exterior en casa o en tu negocio.
Nuestra forma de trabajo es sencilla, nos explicas que buscas a través de nuestro formulario de contacto, si puedes nos envías una foto del espacio al que te refieres. Nuestro equipo se pondrá en contacto contigo para ofrecerte un presupuesto. Una vez aceptado, uno de nuestros instaladores medirá y realizará el trabajo.

Tu decides cuánto viento quieres que entre. Abre o cierra las cortinas de cristal.