El suelo a veces se convierte en el techo de otra estancia, si lo haces en vidrio, nos adaptamos a las medidas y ganarás luminosidad con la gran selección de cristal que tenemos a tu disposición.
El uso de vidrio como suelo se puede realizar tanto en interiores como en exteriores. Utilizamos vidrio antideslizante para garantizar que aunque esté en el exterior y llueva no se resbale y sea seguro.
Nuestra forma de trabajo es sencilla, nos explicas que buscas a través de nuestro formulario de contacto, si puedes nos envías una foto del espacio al que te refieres. Nuestro equipo se pondrá en contacto contigo para ofrecerte un presupuesto. Una vez aceptado, uno de nuestros instaladores medirá y realizará el trabajo.

Cuando uno no sabe bailar, dice que el suelo está húmedo.